Feeds:
Posts
Comments

Posts Tagged ‘Anatomy of Hedonism’

Cae donde el mar bate y canta,
Su noche llena de peces.

.
.

La riqueza del lenguaje poético en la obra de Lorca se reconoce, tal vez, gracias al impacto sensorial que emiten sus versos, en las que se desplazan uno o dos adjetivos para calificar a sustantivos otramente extraños. Hace del encuentro de los términos una imagen poética sorpresiva y afortunada.

Ordena los adjetivos en una contigüidad muy provocadora, produciendo así un significado en movimiento (y anulando lo  estático que suelen ser las convenciones gramáticas). Se podría decir esto de toda la poesía, pero Lorca habla precisamente de la poesía en su poesía, poniéndola en evidencia sintáctica, enseñando directamente su potencial semántico.

Satisface una (¿escondida?) lujuria por hablar claro. A veces, paradójicamente, lo “claro” logrado en lo impactante del encuentro de términos lejanísimos, como si el poema hablara más de un idioma en tan solo un par de líneas.

La accesibilidad innata que tiene el poeta al lenguaje es lo que lo hace parecer sencillo, gratificante; como si nosotros también hubiéramos podido escribir ese verso. Como si el autor, muy naturalmente, alargara los brazos larguísimos hasta atrapar términos en dos universos opuestos, trayéndolos luego al del poema con la sencillez clave que dota de sentido a todo.  Nos es delicioso –en la lectura de un poema- sentir cosas y no saber porqué las sentimos. De esta pregunta se sirve la poesía de Lorca en el Romancero gitano: de darnos a sentir cosas que no sabemos porqué disfrutamos (siendo tan extrañas), y de disfrutar este dilema. Pero la respuesta, que no es respuesta sino más bien aclaración, esta justamente en el ser –y seguir siendo- un ávido lector de poesía. Lorca nos aclara, tácitamente, porqué es que disfrutamos –los que disfrutamos- leer un poema.

.
Romance Sonámbulo

.

L.

Advertisements

Read Full Post »

The sweet lust for the midnight snack:

.

.

.

L.

Read Full Post »